Archivo para la categoría 'Internet'

Cuando se nubla la nube

Viernes, Enero 8th, 2010

El cloud computing está de moda y es una moda que me gusta. Trabajo habitualmente con 4 ordenadores y el móvíl que ya es casi otro. El no estar atado a donde dejé este fichero, donde tengo ese correo, donde guardé aquel favorito o donde apunte esa cita es una liberación.

Lo que ocurre es que cuando se nos nubla la nube y se nos cae alguno de los sistemas con los que trabajamos, se nos viene el mundo encima.

Toda esta mañana ha estado caido Remember The Milk; hasta bien entrada la tarde yo no he tenido acceso ni desde el escritorio ni desde el móvil, supongo que simplemente porque la Tierra es redonda y a esa hora los administradores estarían placidamente durmiendo.

Por la tarde ya estaba restablecido, pero me ha dado por pensar hasta que punto delegar tanta información a la nube. Evidentemente es un hecho puntual, pero lo cierto es que esta mañana no he podido acceder a mi agenda de tareas pendientes, que por cierto llevo muy a rajatabla utilizando GTD… nada en la mente, todo en la nube, pero ¿y si se nubla la nube?.

No me repercutas tus costes online

Miércoles, Diciembre 30th, 2009

Imagino que por deformación profesional, soy un asiduo de las compras online.  Una de las cosas que mas habitualmente compro son entradas, ya sean de cine, fútbol, espectáculos, lo que sea.

De hecho, imaginarme haciendo cola en unas de esas filas interminables para ir a ver cualquier cosa me genera escalofríos, por lo que considero que es uno de los servicios que mejor funciona online: yo elijo cuando, donde, a que hora y cuantas; tu pon el espectáculo.

Sin embargo, me mosquea profundamente el hecho de tener que pagar un sobre coste por hacerme yo mismo toda la gestión de venta de la entrada. Ya no digo que me cueste menos comprar una entrada online que hacerlo en taquilla, digo que no me cueste mas.

Acabo de comprar un par de entradas de cine. He pagado mas de un 10% del precio de la entrada en concepto de “gestión”. Gestión de qué me pregunto, si aquí el único que gestiona es el usuario.

Es como si al comprar una entrada en taquilla, te repercutieran también los costes del salario de la señorita que te atiende, su seguridad social y los gastos de luz de la taquilla, como un extra al precio de la entrada. Por supuesto esos costes ya están incluidos en el precio de la entrada, no son un sobre coste.

Pues online no. El usuario busca el cine, la sesión, la butaca, paga la entrada, ahorra costes al cine en personal porque no hace falta que nadie le atienda para comprar la entrada, y de premio, un 10% por gastos de gestión.

Hace un par de semanas vi que Kinépolis descontaba 1€ por hacer la compra online. Pero luego ServiCaixa te vuelve a meter los “gastos de gestión” o sea, que lo comido por lo servido, con lo que al usuario se le queda la misma cara de “me están cobrando por nada”.

¿Por qué no hacen esos arreglos entre la entidad de venta y la del espectáculo y el usuario paga lo mismo online que en taquilla?

Así no hay manera de potenciar el comercio online si resulta que online es mas caro que offline.

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet

Miércoles, Diciembre 2nd, 2009

Hoy es un buen día para retomar la actividad de este blog después de ver el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible que preparan nuestros legisladores.

Un Anteproyecto que según reconoce la propia ministra de Cultura, establece que sea competencia de un órgano del Ministerio y no un juez, el establer las medidas que se puedan adoptar contra aquellos que se apropien de los contenidos de otros, entre ellas, su bloqueo.

La Red está en pié de guerra, todo por querer seguir manteniendo a una industria desfasada, que se niega a cambiar su modelo de negocio y a realizar la más mínima innovación. 

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. . Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

 

Un poco de humor twitero

Miércoles, Diciembre 3rd, 2008


Visto en Leegar

Que no nos pase como a la rana

Viernes, Noviembre 14th, 2008

Me encanta la historia de la rana que muere hervida en la cazuela. No se si será leyenda urbana, pero me vale como ejemplo.

Si metemos una rana en agua hirviendo, según entre en el agua dará un salto para salvar su vida. Sin embargo, si la metemos en agua fría en la misma cazuela, no tendrá problema en quedarse dentro.

Si poco a poco calentamos el agua de la cazuela, la rana irá adaptándose a la nueva temperatura del agua. Llegará un punto en el que el agua esté demasiado caliente pero seguirá tratando de adaptarse porque, hace muy poquito, el agua estaba fría y se estaba muy a gusto. Esto será algo puntual piensa la rana.

Sin embargo la temperatura del agua sigue aumentando lentamente y llegado un punto, el agua comienza a hervir y la rana muere sin haber hecho ningún intento por salvarse. Sin darse ni cuenta.

La historia viene a colación de algo que he podido constatar en el último año y que esta semana me ha hecho reflexionar. Desde hace algo mas de un año, he hablado a menudo con personas que estaban en alguno de los sectores calientes de la crisis: inmobiliario, construcción y financiación.

Un denominador común siempre: esto es pasajero. Si hace cuatro días nos estábamos forrando no es posible que de repente se acabe esto, imagino que pensarían.

Pues es posible. De hecho ha sido mucho mas rápido de lo que parecía que iba a ser. 

Desde luego me vale para estar como el lobo, con las orejas tiesas y viendo por donde sopla el viento. Hace muy poco, en verano, no hacía mas que leer aquello que de en el sector de internet no iba a haber problemas. Que estamos en crecimiento total y que no tenemos techo y que los presupuestos que salían de la publicidad en TV iban a venir a internet, como por arte de magia.

Hoy ya ha cambiado la cuestión de forma total. Ayer me decía Carlos Blanco en Twitter que guardara el dinero que 2009 viene realmente complicado. Y así va a ser.

Desde luego que hoy por hoy, prefiero tener casi todos los huevos en la cesta de internet a tenerlos en otros sectores que van a sufrir la crisis con mas virulencia; pero nunca está por demás estar muy atento.

Yo en negocios soy positivo por defecto; creo que es época de oportunidades. Pero también que hay que saber muy bien donde estamos pisando no nos vaya a pasar como a la rana, que nos calienten el agua poco a poco y terminemos hervidos pensando que a nosotros no nos podía pasar.

Imagen de OsmoZ