La crisis y los emprendedores X

17 septiembre 2008 - Publicado por Jorge Arévalo

Menuda semana que llevamos de macro bombas económicas. El lunes Lehman Brothers, el cuarto mayor banco de Wall Street, se declara en quiebra. El martes la Reserva Federal de Estados Unidos tiene que rescatar a AIG, para salvarla de la quiebra y evitar que el sistema financiero se derrumbe.

Hoy miércoles las bolsas siguen cayendo; en realidad parece como si la cuestión no fuera con los mortales que bastantes cosas tenemos como para preocuparnos de las noticias macro.

El problema es que la realidad es bien distinta y las noticias macro, afectan de lleno a la microeconomía. Por lo pronto, tener liquidez se empieza a convertir en una auténtica necesidad para subsistir en estos días, porque los bancos han cerrado el grifo financiero.

A todo esto pensaba que en España la mayoría de los emprendedores de la generación X no hemos pasado por las brasas de una crisis económica global como la que estamos viviendo, y parece que no ha hecho mas que empezar.

La última gran crisis en España fue en el año 93 que se dice pronto. Mi generación la vivimos estudiando así que no la sufrimos empresarialmente hablando.

Por supuesto estuvo la crisis de las punto com pero pienso que fue una crisis diferente en cuanto que afectó casí exclusivamente a los negocios oniline. Los negocios offline no la padecieron especialmente.

Yo he vivido una crisis sectorial en el mundo offline y creo que te hace ver las cosas con un poco mas de calma, pero siento que realmente la crisis en la que entramos es muy diferente, porque todo el mundo está con la crisis en la cabeza.

No es un problema sectorial como al principio parecía sobrevenir en el tema inmobiliario. Al pasar al sistema financiero, todos los sectores se ven afectados. Todo el mundo, esté donde esté, te habla de “según están las cosas”.

Mi círculo empresarial en el fondo, exceptuando inmobiliarias y constructoras, te dicen que siguen facturando lo mismo o mas. El problema está en la confianza; nadie se fía de la situación y parece que todos queremos guardar la ropa y amarrar las partidas presupuestarias por lo que pueda venir.

En estos días procuro arrimarme a empresarios experimentados que ya han navegado en estas tempestades. Hace poco me decía uno de ellos que la crisis, si hemos hecho bien los deberes, nos hará mas fuertes.


Comments are closed.