Archivo para Agosto, 2008

El fin del DRM en la venta de música online

Viernes, Agosto 29th, 2008

Reconozco que los sistemas DRM de protección de música online fueron en principio de mi agrado, sobre todo viéndolo desde el punto de vista de la industria musical.

Estos sistemas, diseñados para gestionar los derechos de las canciones, limitan el uso las canciones vendidas en la red para ser escuchadas sólo un determinado número de veces, copiadas en CD de forma limitada, no permiten enviarsela a otra persona y otro número de elementos interesantes.

En definitiva una forma de limitar el uso de las descargas. El problema surge a la hora de las compatibilidades con los reproductores portátiles y diferentes plataformas que lo único que hace es entorpecer el avance de la venta de música online.

Hace ya más de un año que EMI vende su música en iTunes sin protección DRM. El propio Steve Jobs dijo también el pasado año que la industria tendería a eliminar los sistemas de DRM en la venta online de música.

Acabo de leer en DiarioTi que Sony Ericsson acaba de inaugurar una tienda de venta de música online con un catálogo de un millón de títulos sin protección de derechos digitales.

Creo que el futuro de la música está en internet, especialmente en dispositivos móviles. Ello nos obliga a operar en distintas plataformas lo que hace casi imposible el uso de diferentes sistemas DRM compatibles ya que la música que un usuario compra desde su ordenador no es compatible en su móvil, algo impensable si realmente queremos que los usuarios compren música legal en la red.

En Territorio Musical vamos a abandonar definitivamente el sistema DRM de Microsoft que hemos venido utilizando en la fase beta; venderemos música sin DRM que será compatible con cualquier plataforma Windows, Mac o Linux y cualquier dispositivo móvil.

De ésta forma acabaremos con los problemas de incompatibilidad que hemos sufrido en la fase beta al estar ligados a la tecnología DRM de Microsoft.

La industria de la música y las radios online

Jueves, Agosto 28th, 2008

Hace unos días leía a Antonio Ortíz dando una visión realmente dura del futuro de las radios online ante la oposición que están teniendo las discográficas contra éste tipo de radios.

Pandora, la mayor radio online con acceso exclusivo para los Estados Unidos, se está replanteando seriamente su modelo de negocio, según su fundador Tim Westergren, ya que los nuevos royalties propuestos en Estados Unidos suponen el 70% de los ingresos del negocio online (es de suponer que las discográficas van a querer ganar lo mismo en Europa).

Last FM, que comenzó en 2002 de forma discreta su negocio hasta que fue comprada por CBS, también ha roto con Warner. Tan sólo ha durado 18 meses su acuerdo de streaming.

A través de Alejandro Suárez estoy siguiendo la evolución de Yes.fm. Obviamente Alejandro tiene un punto de vista mas optimista al ser inversor del proyecto. En lo personal, me parece que el proyecto es muy atractivo, con un buen look and fell y sobre todo con buenos socios detrás del proyecto a los que deseo toda la suerte del mundo.

Soy usuario habitual de Last FM y realmente me resulta muy interesante su viralidad y usabilidad. Lo de comprar CDs, y mira que tengo, lo considero casi del siglo pasado, por lo que este tipo de proyectos realmente me gusta.

Respecto a como hacer negocio, la verdad lo veo un poco mas complejo. El tema de las suscripciones, lo veo poco atractivo para el usuario y viendo los royalties que quieren obtener las discográficas por escucha no se si con el modelo publicitario baste para sustentar el modelo de negocio, sobre todo porque, al menos yo como usuario, lo que menos hago es ver el site de Last FM ya que escucho música directamente desde su reproductor con iTunes. Vamos que nunca veo la publicidad del portal.

Creo que es difícil sacar adelante proyectos de éste tipo con la mentalidad de negocio que tienen las grandes discográficas. Si pretenden seguir manteniendo el modelo de negocio del CD en éste tipo de proyectos totalmente nativos de internet, creo que acabarán asfixiando a las radios online.

Los niños, el marketing y el tiempo

Miércoles, Agosto 13th, 2008

Ésta mañana desayunaba con un post realmente interesante de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña sobre el poder de decisión de compra de los niños,  ya no sólo en productos infantiles sino también en productos de consumo cotidianos. 

Los niños están y estarán cada vez más expuestos a nuevos tipos de publicidad que generaciones anteriores no hemos “sufrido”. Internet ha llegado para quedarse y la generación Y lo asume de forma natural. 

Hace dos años, mi hijo jugaba online a un juego en el site de Nesquik realmente divertido. El conejito que hace de mascota del producto era el protagonista que tenía que superar distintas pruebas con cierta pericia.

El resultado, mi hijo con cuatro años sabía distinguir perfectamente en el estante del supermercado entre Nesquik y Cola Cao, no solamente por la mascota sino también por su logotipo. Tenía una elección influenciada en forma de juego, ¡con cuatro años!. 

Imagen campaña KTGMiguel González de KTG, agencia de marketing especializada en niños y adolescentes, me envió hace unos días información acerca de un producto que están lanzando en septiembre que resume perfectamente como las marcas saben que los niños son un blanco estratégico, incluso aunque no tengan productos infantiles que vender.

Quién no tenga niños y no se dedique al marketing tal vez no entienda demasiado de que va esta cuestión pero cualquiera que tenga un niño de, me atrevería a decir tres años en adelante, sabe de sobra de lo que hablamos.

Con todo, creo que el verdadero filón que han encontrado las marcas radica realmente en los padres, ya no al hablar de productos de consumo cotidianos sino de la PSP de turno o el juguete nuevo que nos piden cada diez minutos.

La falta de tiempo de calidad, es el mal endémico de los niños de nuestra generación. Nos falta tiempo y los primeros damnificados son nuestros hijos. Creemos que rodeándoles de cosas podremos compensarlo, pero realmente no es así. Ellos necesitan muchas menos cosas para ser felices y la mayoría no son materiales.

Hace un tiempo escuché a un conferenciante una historia que me hizo cambiar algunas cosas en la forma de pasar tiempo con mis dos hijos. Contaba que un día fue a comprarle a su hijo un DVD; al ir a pagarlo, se dio cuenta de que en realidad no le estaba haciendo un regalo a si hijo. Se estaba regalando a él mismo una hora y media de tranquilidad en casa. La hora y media en la que su hijo estaría viendo la película. 

Dejó el DVD y prefirió pasar la hora y media jugando con él. Y es que hay cosas que no tienen precio y para todo lo demás, ya está Master Card.

Hacia donde va el negocio musical

Martes, Agosto 12th, 2008

Hacia donde va no creo que lo sepa absolutamente nadie. Las cuatro grandes compañías que acaparan el mercado, y no hablamos de empresas de tres al cuarto precisamente, andan como locas, a mi parecer dando palos de ciego, buscando la manera de encauzarnos a todos en lo que ellas consideran que debería ser éste negocio.

Pero la realidad suele ser realmente tozuda. El problema principal es que todos los modelos de negocios que se idean están basados en el modelo anterior, un modelo que ha quedado del todo obsoleto.

El modelo anterior era sencillo; las discográficas tenían el control absoluto. Una banda o artista no tenían mas opción que pasar por el aro. Tenian el dinero y sobre todo, tenian los medios a su disposición. Medios que promocionaban su música de forma generosa, previo filtro claro está de lo que interesaba de lo que no.

O sea, que si no estabas en ese círculo mágico, ya te podías olvidar de que tu música sonara en “los cuarenta siempre iguales”.

Además, una enorme cadena de distribución obligaba al cantante al ser el último mono de la feria. Los grandes mayoristas se llevaban hasta el 50% del precio de venta al público de un CD. Total nada. Los royalties del cantante pocas veces superan el 12%.

Además, para hacer una producción en condiciones, tenías que acceder a estudios que cobraban no menos de 150$ la hora. Lógicamente sólo las grandes compañias podían financiar ese tipo de producciones. Resultado, sólo los elegidos podían hacer un disco en condiciones. El resto, a las gasolineras.

Pero las normas han cambiado. Por lo pronto hacer un disco hoy cuesta una décima parte de lo que costaba hace 15 años. Todavía recuerdo perfectamente el día en el que un amigo, ingeniero de audio me dijo: Alucina con este fichero de audio comprimido. 

Era un MP3. Otro amigo, también ingeniero y productor, me dijo que el MP3 no tendría futuro porque lo que venía era el DVD Audio, utilizando tecnología 24 bits sin compresión.

El primero tuvo razón; los usuarios prefirieron perder calidad de audio pero poder compartir sus ficheros y transportarlos rápidamente en dispositivos móviles.

La revolución había comenzado. La segunda revolución llegó con la adopción masiva de lineas de alta velocidad en todo el mundo. Los ficheros de audio ahora, además de ser pequeños, se podían enviar y compartir rápidamente.

Y ahora si que comenzaron los problemas. El top manta nunca fue un problema real para la industria. Era el chocolate del loro. El verdadero caballo de Troya es la red y su viralidad.

Por una extraña razón, nunca le dejaríamos un CD a alguien que no conocemos de nada. Sin embargo nadie tiene problemas en compartir su música en la red.

Y para colmo llegó la SGAE con su canon. Pero esto merece otro post porque en mi opinión es mucho más complejo de lo que suele simplificarse. Se suele confundir demasiado rápido a artistas con compositores y a veces es lo mismo, pero muy a menudo no.

La cuestión es que en todo este tiempo, la industria de la música lo único que ha hecho ha sido defender su anticuado modelo de negocio a capa y espada. Sin ningún movimiento, tan sólo enrocandose en sus viejas ideas que tanto dinero le ha hecho ganar.

Pero el usuario ha descubierto otra forma de escuchar música. Y lo que considero más importante es que los artistas están empezando a descubrir otra forma mucho mas interesante y dinámica de llegar a sus fans.

Realmente la música no está en crisis. Nunca se ha escuchado tanta música como ahora. Jamás se ha visto a tanta gente por la calle con sus cascos escuchando música. Lo que está en crisis es la industria que no se preocupa por buscar soluciones adaptadas a la realidad e intenta parchear como puede la que le está cayendo encima.

Hace poco me decia Juan Carmona de Ketama que ahora las lentejas están en los conciertos; la idea es la misma. La gente está deseosa de música, de estar cerca de la gente que hace la banda sonora de nuestra vida.

Y ahora es cuando los artistas empiezan a ver otra forma de llevar su música. Antes el fan iba al artista. Ahora es el artista el que llega al fan, de forma directa, sin intermediarios de por medio. Las bandas, los cantantes, están aprendiendo a dar valor a sus fans.

Ya no se trata de vender; eso era antes y era muy fácil porque de eso ya se encargaban las compañias. Ahora hay que llegar al fan, hay que darle contenido de valor.

Se acabaron las estrellas que sólo estaban en el firmamento y no bajaban a la tierra nada más que a cobrar las regalías. Ahora hay que trabajarse a cada fan. 

En Territorio Musical empezamos hace tres de años con un proyecto de venta de música online. El nicho de mercado estaba muy definido (música cristiana en español), éramos el primer portal de este tipo, teniamos a la industria del genero de nuestro lado, éste tipo de música acababa de entrar como una nueva categoría en los Grammys Latinos (en los Grammys anglosajones ya estaba muy consolidada al tratarse de un peso pesado en la industria americana).

En fin casi todo de nuestro lado. La acogida de la versión beta fue muy buena a pesar de colocar online sólo un catálogo muy reducido. Sin embargo, en el fondo se trata de una versión “windows drm” de iTunes en la que nunca acabé de creer del todo.

El resultado es que no funciona ni funcionará. La solución, sin duda viralizar el site, donde los usuarios puedan comentar las descargas, poner videos, recomendar canciones, contactar con los artistas, y los artistas y compañías puedan no sólamente vender sus canciones sino también ofrecer un canal extra con sus fans, que son los que compran su producto, vender las canciones al precio que deseen de forma independiente y viralizar sus producciones.

En definitiva, nada nuevo bajo el sol. 2.0 en estado total. A ello vamos y en los próximos meses tendremos ya listo el nuevo TerritorioMusical.Com 2.0

Me borro de las RSS incompletas

Martes, Agosto 12th, 2008

No se exactamente la razón, pero me resulta mucho mas cómodo leer mis RSS en el móvil en vez del ordenador. Siempre tengo a mano el móvil, pero no siempre tengo un ordenador delante.

Además descarto los feeds que me interesan de los que no de un forma mucho más rápida. Utilizo Google Reader y es realmente cómodo leerlos en la versión móvil.

El caso es que hay algunos feeds a los que estaba suscrito que sólo publican el primer parrafo para luego acceder al sitio web a leer el resto del post.

Entiendo que los blogs comerciales necesitan vivir de la publicidad, pero tener que acceder constantemente a un sitio web para leer un post es del todo odioso en un dispositivo móvil.

No me importa ver publicidad en el mismo post. De hecho me parece una forma muy acertada de publicidad ya que la persona que lee un post suele estar realmente interesada en el contenido; además en un móvil, la ves por la buenas o por las malas.

Pero lo siento, me borro. Es otra forma de limpiar las RSS.