Archivo para julio, 2008

Incubando proyectos

Martes, julio 29th, 2008

Imagino que cada uno tiene su forma de organizar los proyectos y desechar las buenas cosas de la morralla que se suelen acumularse en las zonas creativas de la mente.

En lo personal, me gusta asimilar un proyecto durante algunos días, pasarlo a “papel”, que en realidad son ceros y unos porque me gusta tenerlo todo en digital y accesible desde cualquier sitio, y olvidarme de él durante algún tiempo.

Si al cabo del tiempo, al volver a él, sigue teniendo sentido, lo considero como válido, no bueno, pero si válido. Entonces paso a comentarlo con mi círculo, ver si tiene alma, si es viable y empezar a tener feedback sobre el mismo.

Desde ese momento es como si el proyecto tuviera vida propia y dejara de ocupar espacio creativo en la mente y pasara a la fase productiva que para mi, es menos cansada.

Hay cosas que ni siquiera llegan al papel por son desechadas de antemano; el papel es sin duda la primera criba: cuando hay que definir un proyecto en diez líneas.

El caso es que tengo en mente dos nuevos proyectos de negocio y la redefinición de un antiguo proyecto que por diversas circunstancias no he podido seguir como debería haber hecho, que me tiene algo cargada la mente de conceptos e ideas que necesito colocar en su sitio.

Curiosamente las vacaciones para mi suelen ser un buen tiempo para este proceso de incubación que espero que las olas del mar consigan ordenar.

Los proyectos no se terminan, se abandonan

Lunes, julio 28th, 2008

Aunque algunos clientes no suelen entender muy bien esa frase al principio de un proyecto descabalado, al final, suelen acabar por entenderla bastante bien. Todo esto a colación de esté video que acabo de ver vía Raúl Hernández, realmente explicativo de como suelen ser a veces algunos proyectos cuando el cliente cree que sabe lo que quiere, pero en realidad va migrando su “se lo que quiero” con el paso de los días.

El video está orientado a diseñadores, pero puede valer para casi cualquier cosa. En fin, a veces, para terminar un proyecto hay que abandonarlo porque sino, nunca tiene fin.

.

Dos días totalmente offline

Domingo, julio 27th, 2008

A estas alturas, resulta increíble estar un fin de semana totalmente offline. Ahora que desde un móvil puedes estar prácticamente como en tu oficina, estar dos días sin cobertura móvil es una auténtica pasada.

Nada de internet, nada de emails, ni Facebook, ni Twitter… nada más que el paso lento del tiempo.

Pocas cosas mejor para una cura pre vacacional 2.0 total. El paraiso existe, siempre que Vodafone no cumpla su amenza de colocar un repetidor; y está aquí, a una hora y media de Madrid:


Ver mapa más grande

Mención aparte el cordero con el que hemos terminado el fin de semana. Como dice mi abuelo, el cordero sólo sabe así en Segovia.

Organizar el tiempo

Lunes, julio 21st, 2008

Hay días en los que siento un extraña sensación de haber perdido el día entero haciendo cosas nada productivas. Días en lo que llegas a casa con una cara de idiota, ya no solo por tener la sensación de no haber hecho nada productivo, sino porque encima tienes llena la bandeja de proyectos que realmente demandan de tu atención.

Me ha consolado leer el post de Julio Alonso y ver que nos pasa a mas de uno, por aquello del mal de muchos… 

Pero con todo y con eso, me resulta desesperante. Hoy me he pasado el día al teléfono respondiendo llamadas totalmente improductivas, que no me han aportada nada de valor al día.

Los emails es algo que he aprendido a llevar mucho mejor; la tecnología está de nuestro lado: filtros y colores para seleccionar lo importante de la paja y lo urgente de lo necesario. Últimamente estoy empzando a filtrar mis llamadas por email: envíamelo todo por email y luego hablamos.

Ni que decir ya de las reuniones, que es el deporte nacional y una de las maneras mas estúpidas de perder el tiempo.

En un mundo perfecto, éste es mi forma de organizar mis tareas, incluyendo llamadas, emails y reuniones:

Cosas urgentes e imporatntes

La idea del cuadro es bien simple; una tarea es a la vez, urgente o no urgente e importante o no importante. El mayor nivel de estrés se produce, al menos en mi caso, cuando mis tareas son urgentes y poco importantes; significa que tengo atasco general y que no logro deshacerme rápido de las tareas que no requieren atención especial.

Lo importante es procurar mantener la bandeja urgente lo mas despejada posible, sobre todo de cosas poco importantes, para que cuando realmente tenga asuntos importantes y urgentes, disponga del tiempo necesario para prestarles atención.

Las tareas tienen vida propia; una tarea puede comenzar siendo importante pero no urgente; pero a medida que pasan los días y la tarea no se completa empieza a transformarse en urgente, la mayoría de las veces, porque arriba de ella hay tareas menos importantes pero mas urgentes.

En definitiva, como rezaba una placa que le regalé a un amigo: “Dios bendiga a la persona que no me haga perder el tiempo”

La relativa importancia de las ideas

Martes, julio 15th, 2008

Desde hace algún tiempo escucho en diferentes entornos que el valor de la idea es relativo, que en el todo, hay otros valores con mayor importancia.

Carlos Blanco lo cuantifica muy gráficamente en forma de porcentajes:

  • Emprendedor 30-40%
  • Sector 20%
  • Equipo 15%
  • Ecosistema 15%
  • Idea 5-10%
  • Activos 5-10%
  • El valor de la idea es mínimo en comparación con el valor del emprendedor. O dicho de otro modo, la idea podría ser la semilla de un proyecto de éxito, pero nunca el condicionante de dicho éxito.

    Lo cierto que es una gran idea en las manos equivocadas, sobre todo en el devora mundo de empresas web 2.0, seguramente acabe en el fondo del mar. De hecho creo que es mas probable que una idea mediocre tenga éxito con un emprendedor capaz y bien rodeado.

    Creo que en el fondo es un cambio de mentalidad o mejor dicho de entorno; hace diez años, en mi primer proyecto empresarial offline, lo importante era la idea. Tener algo original que te hiciera destacar del resto. Y luego tener dinero para desarrollar la idea.

    Hoy incluso el dinero puede ser relativo en proyectos de desarrollo que no requieran grandes inversiones en hardware. Lo imporatante es tener la capacidad para desarrollar la idea, creer en ella y hacerla crecer, bien rodeado, con buenos contactos y con el apoyo financiero justo y necesario.

    Incluso tener la idea el primero ya no es lo mas importante; Facebook es el mejor ejemplo. Lo importante es saber desarrollarla mejor que tu competencia.

    En el fondo, está casi todo inventado.