Email marketing y la importancia de las bases de datos depuradas

20 junio 2008 - Publicado por Jorge Arévalo

Últimamente parece que en ésta era 2.0 todo gira en torno a acciones en medios sociales, blogs y otras especies similares; sin embargo en el día a día sigue estando omnipresente el email marketing como una de las herramientas mas poderosas de comunicación de las empresas, en especial las PYMES que muchas de ellas ven todavía un poco lejos eso del 2.0

En este sentido, la importancia de contar con una base de datos limpia y depurada es uno de los elementos principales del éxito de cualquier acción de marketing por email.

A menudo me encuentro con clientes que obtienen sus emails de forma rudimentaria, con listados de clientes totalemente desfasados y que cuando llega la hora de lanzar la campaña y observar los resultados comprueban como el simple hecho de tener emails no es signo ni mucho menos de éxito.

Siempre digo que es mejor tener 100 emails limpios, que 1000 sospechosos. Las posibilidades de medición sobre contactos reales son infinitamente superiores a las de contactos virtuales.

Tener y mantener una buena base de datos requiere de esfuerzo y disciplina pero los resultados justifican dicho trabajo. Para mantener una buena salud en nuestros datos, nada mejor que:

Elimina de tu sistema los emails rebotados (tres consecutivos puede ser un buen número).  No tiene sentido enviar emails a cuentas que no existen o que permanentemente tienen el buzón lleno, seguramente por falta de uso. Nos cuesta dinero y empeora nuestros resultados.

Ayuda a los usuarios a actualizar sus datos. Hay trabajo que los usuarios pueden hacer por nosotros. Si les facilitas un acceso a sus datos, podrán modificar su email y sus preferencias de envío.

Monitoriza la actividad de tus usuarios. Saber que usuarios abren nuestros emails nos ayuda a poder segmentar nuestros listados en diferentes tipos de usuario.

Automatiza los procesos de alta y baja. A estas alturas no podemos estar dando de baja de forma manual a un usuario de nuestro sistema de envío. De esta forma te ahorras quejas de usuarios por recibir emails que ya no quieren recibir.

Con un poco de disciplina, lograremos tener menos de un 1% de rebotes en nuestros envíos.


Comments are closed.